Mujeres, vaginas y orgasmos

Ayer se cumplieron dos años desde que mi amiga Elsa Lever montara su blog Mujeres.Net (próximamente con nuevo dominio). En esa página de corte feminista - que no hembrista - Elsa ha mostrado al mundo el verdadero valor de la mujer mexicana y, ¿porqué no?, de toda la América de habla hispana. Han sido dos años donde personalmente he podido ir apreciando la evolución de su página, la cual actualiza sin pérdida los primeros cinco días de cada mes. Quiero pues, a través de estas cortas líneas hacerle llegar mi felicitación y a la vez promocionar su trabajo que además, es de excelente factura. Elsa mil besos para ti en el segundo cumpleaños de tu excelente blog.



En el mismo orden de ideas, resulta que ahora Elsa ha publicado un nuevo blog en el cual escribirá artículos de su columna en su faceta de periodista: Ovario Fuerte. Es imperdible y además, su primer artículo, "La risa del vientre" es parte de la inspiración de lo que ahora están leyendo.

Ahora bien, mencioné el hecho de que Elsa me inspiró a escribir éste post, pero no es ella la única, porque resulta que hoy descubrí Pitonizza punto com, el blog de la propia Pitonizza quien publicó hace unos días un artículo supuestamente escrito por Luis Fernández titulado "Si tuviera una vagina". Aclaro que dije supuestamente porque no he podido conseguir una fuente que confirme si Fernández realmente es el autor de dicho artículo y que sin embargo me parece tan de su estilo que no dudo su autoría.

Bueno, aclarados los puntos sobre la motivación de éste post, resulta que en ambos artículos (tanto el de Elsa como el de Fernández) se tocan planteamientos en común respecto a la sexualidad y a la naturaleza femenina y lo mejor es que son escritos por una mujer y un hombre, seres, desde cualquier punto de vista, completamente diferentes, pero al mismo tiempo tan iguales. Me parece genial que una mexicana, luchadora de los derechos de su género coincida con un escritor venezolano avocado desde hace bastante a escribir sobre el bello sexo.

Sin que se pierda el leit motiv de cada escrito, me parece mejor todavía que coincido personalmente con las ideas que se plasman y se detallan en cada palabra escrita por ambos autores. No es para nadie un secreto la admiración, el fervor y arrebatos que producen en este servidor las mujeres. Son para mi motivo de homenaje, respeto, deseo, orgullo, alegría, ideales, sueños, ansias, afanes, ardor, amor y que se yo cuantas cosas que sólo tan perfectos seres pueden producir.

Mi madre me enseñó todo eso y creo que aún más sobre las mujeres, porque no sólo son pedazos de carne o complicadas e inexplicables personalidades, son también y en mayor cuantía, émulas de trabajo, constancia, inteligencia, entrega, responsabilidad... Son ustedes, mujeres, quienes hoy mueven el mundo. Son ustedes quienes en países como Venezuela representan a la verdadera familia, esa de la que nos hablan en la escuela, pero que sólo existe en la fantasía de muchos. Son ustedes los motores de naciones enteras y de ahí parte todo lo demás.

Abrazar a una mujer cuando es tu madre te enseña que no hay nada superior al amor.
Abrazar a una mujer cuando es tu hermana, tu prima, tu tía te enseña que no sólo tu madre te ama sin límites.
Abrazar a una mujer cuando es tu hija te enseña que tu puedes amar igual que ellas.
Abrazar a una mujer cuando es tu abuela te enseña que la ternura no es un oso de felpa.
Abrazar a una mujer cuando es tu amiga te enseña que si puedes amarlas sin desearlas.
Abrazar a una mujer cuando es tu amante te enseña que ellas son el sinónimo idóneo de la palabra perfección.
Ernesto Chapon / 2008

Desde hace mucho quería escribir algo sobre ustedes y para ustedes mujeres, algo que fuera un pequeño homenaje para ese género que tanto me ha dado y a quien debo tanto, unas palabras que me permitieran expresar lo que ustedes son y significan para este humilde servidor.

Sólo 16 hablaron pajita

Martha Beatriz | 05 marzo, 2008 17:48

Que bonito Ernesto :)
Gracias por mi y por todas las otras. Saludos!

Sin Anestesia | 05 marzo, 2008 17:57

Hola Ernesto,
Desde hace rato sigo tu blog pero nunca me había animado a hacer un comentario, pero el post de hoy es para darte las gracias por dejarme darte las gracias.

A veces miro con lástima perruna a los hombres porque su mentalidad machista no los deja disfrutar de lo que realmente somos las mujeres, y los pobres se pierden la mitad de la vida (y nos hacen miserables de paso)
Tengo tres hijos varones, y créeme, he dedicado buena parte de mis energías a enseñarles el arte de la mujer para que las aprecien en toda su dimensión, para que gocen de la vida plena, completa. No es fácil en un contexto como el nuestro, pero con amor se logra.
En fin, gracias de nuevo y considérate afortunado.

El loco | 05 marzo, 2008 18:15

Mi querido amigo...Tus palabras me llegan al corazón...son muy verdaderas...doy gracias a mi madre por no hacer de mi un tipo machista...
Te mando abrazos

Brisa | 05 marzo, 2008 18:36

Con los ojos lloroso y brillantes, el corazón aceleradito y mis sentidos despiertos, te digo, me llenaste de alegría.
Gracias por ese bello homenaje.
Gracias a Dios por los caballeros como tú y como muchos otros.
Besos

Curiosa | 05 marzo, 2008 23:02

Un bello gesto que se agradece con el corazón apurruñado.

DulceJeny | 06 marzo, 2008 13:16

ES LINDO ESCUCHAR A UN HOMBRE HABLAR ASI DE LAS MUJERES, EL SER QUE LES DIO LA VIDA, Y HAY MUCHOS CDOMO TU AUNQUE SEA DIFICIL CREERLO,
DULCES BESOS...
JENY

mujeres.net | 06 marzo, 2008 17:07

Mi bien querido Ernesto, en verdad eres un gran apoyo para esta soñadora que hace dos años se lanzó a la blogósfera esperando aportar su grano de arena, y que ahora sigue con ese sueño, pero también con muchos logros al respecto.
Recibo tu abrazo y tu sonrisa con inmenso aprecio, pues no sabes lo mucho que nutren mi espíritu y alimentan mis ánimos. Y, por supuesto, gracias por este post. Te lo agradezco como mujer, amiga, como hija, tía, amante, feminista, rebelde y soñadora que soy. ¡¡Gracias por estar aquí, desde el principio y ahora!!
Un abrazo

3rn3st0 | 07 marzo, 2008 12:24

Martha: No hay nada que agradecer, ustedes las mujeres merecen esas pocas palabras y muchísimo más :-)

Sin Anestesia: Pues me alegra que te atrevas a escribirme. Bienvenida y como le dije a Martha, no hay nada que agradecer. En cuanto a la reflexión que haces, no estas muy alejada de la realidad y digo alejada porque no siempre es así. Es evidente, en todo caso, que la mayoría de los hombres (educados en gran parte por mujeres) adolecen de las capacidades que les hagan más "compatibles" con las mujeres, por decir lo menos. En fin, es un tema al que puede cortársele mucha tela. :-)

Loco: Mi estimado amo y señor de los orates, eso que hizo tu señora madre, pues resultó que a ti te beneficia de muchas maneras, lo mismo puedo decir de mi difunta progenitora quien me educó para ser compañero, no amo. Gracias por los abrazos, un apretón de manos para ti :-)

Brisa: No hay que llorar, que no sea por alegría y si ese es tu caso, me contenta que mis palabras sean así de felices. A ti también te repito lo que le he dicho a tus anteriores congéneres, no hay nada que agradecer, por el contrario, soy yo quien debe agradecer que ustedes existan. :-)

Curiosa: ¡Dios! Demasiados agradecimientos, gracias a ti Curiosa, en todo caso por estar siempre caminando en esta casa que también es tuya :-)

DulceJeny: Habemos muchos más, eso es cierto, sólo espero que más tarde, en algún momento empecemos a ser mayoría. :-)

Elsa: Mi querida homenajeada, no tengo palabras para poder reafirmar ese apoyo y esa incondicionalidad hacia tu causa, que también es la mía :-)

Pitonizza | 07 marzo, 2008 20:47

Gracias por leerme. Para mañana tengo preparado un post, a propósito de salir de un problema romántico que estaba minando mi condicion de mujer. Me pareció muy apropiado, mañana, dia de la mujer...

More Baker | 08 marzo, 2008 17:21

Qué orgullosa estoy de tí, mi querido amigo. ¡Qué caballero y qué dulce eres para referirte a nosotras!
Graaaaaaaaaaaaaaaaacias porel pedazo de respeto y consideración que a mí me toca.
Un abrazo gigante, bello!

Lili | 11 marzo, 2008 12:48

Waoooo, que dulce Ernesto. Es la percepción de todo un caballero registrada en las palabras de un poeta... Gracias, por lo que (aunque no parezca) me corresponde. Jajaja.

Najla | 16 marzo, 2008 18:16

Ernesto.. mi amiguito!!! Tiempo sin verte.. =)

Que hermoso.. tu escrito entrecomillado y en negrita... me deja feliz!!!
Un abrazo... un abrazo encaja en todo... creo que un abrazo puede encerrar mil sentimientos y sensaciones, que incluso un beso no los puede expresar ( en mi opinión).

Saludos!!!

NeoGabox | 18 marzo, 2008 12:44

"Abrazar a una mujer cuando es tu amante te enseña que ellas son el sinónimo idóneo de la palabra perfección".

Nada mas real y exacto que esa frase... :)

"Saludos Monocoromáticos"

3rn3st0 | 18 marzo, 2008 22:58

Pitonizza: No hay nada que agradecer, y si te sientes obligada, pues tu sola visita es agradecimiento suficiente :-)

More: Ese pedazo es mucho más grande de lo que puedas imaginar. Porque además hay mucha admiración inmersa. :-)

Lili: Por supuesto que te corresponde algo, a ti, a More, a Pitonizza, a Martha, a fulanita, perencejita, meneganita, a cualquiera que haya sido bendecida con la gracia de ser poseída por las subidas y bajadas de los estrógenos, a todas y cada una les toca un pedacito de esas palabras :-)

Najla: Hermosa hada de alas virtuales, apareciste otra vez en esta, tu casa. :-)

Me alegra verte de regreso por acá gracias por ese abrazo, me hacía falta :-)

Neogabox: Caballero de tierras sureñas, saludos para vuestra merced :-)

Candela | 13 setiembre, 2009 04:41

Me gusta, Ernesto.


Muchos besos.


Pd: Después de leerlo, estoy convencida de tu reconciliación con tu mujer ;-)

Sex Shop Paraguay | 17 julio, 2012 09:26

Muy buenooo!!!!!!!!

Publicar un comentario

Éste blog es una vitrina sin limitaciones, escribe aquí lo que se te ocurra decirme, lo que piensas, lo que opinas, lo que te produjo la lectura que acabas de hacer, despotrica, alaba, insulta, reflexiona... Escribe, en definitiva, lo que te venga en gana.



Me interesa lo que opines. Tienes toda la libertad para decir lo que te provoque, no creo en la censura.